R3_1

Por: Chaun Harper, jefe  ejecutivo de producción

Mary Kay Ash fundó su empresa soñada sobre la base de un principio muy importante: La regla de oro. Todos la conocemos. «Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti». Y la ponemos en práctica en todos los niveles  de Mary Kay. Creo con firmeza que esto no se aplica sólo a la manera de tratar a las personas, sino también al planeta. Hemos asumido el férreo compromiso de crear un futuro más sano, más ecológico y más sostenible para las generaciones futuras.

Además, Mary Kay opera en todo el mundo, por lo tanto más nos vale cuidarlo muy bien.

Estamos tomando medidas en el grupo de investigación y desarrollo y mejorando nuestros procesos de producción para reducir el impacto ambiental de la empresa Mary Kay en su conjunto. Para ello analizamos la manera de producir, envasar y distribuir nuestros productos y el consumo energético que invertimos en ello.

En 2018 inauguramos el nuevo Centro de I+D/Producción Richard R. Rogers en Lewisville, Texas. La modernidad de los laboratorios de I+D y la tecnología de vanguardia empleada en el proceso de producción permitirán que las nuevas instalaciones cumplan el objetivo de cero residuos al vertedero. Seguiremos produciendo en la actualidad los mejores productos del sector sin descuidar la sostenibilidad del futuro.

A primeros de año tuvimos el honor de anunciar que el Centro de I+D / Producción Richard R. Rogers ganó la codiciada certificación LEED de plata. LEED, acrónimo inglés de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, es el sistema de calificación de construcciones ecológicas más utilizado en el mundo y fue creado por el Consejo de Construcción Ecológica de EEUU (USGBC).  Para obtener la certificación LEED, los proyectos deben estar diseñados, construidos, mantenidos y operados mediante un conjunto de prácticas saludables, sostenibles y de alta eficiencia energética. 

Es el segundo centro de Mary Kay que obtiene la certificación LEED. El año pasado, nuestra oficina de Mary Kay China, ubicada en Shanghái, consiguió la certificación LEED de oro por su liderazgo en construcción ecológica y excelencia en sostenibilidad.

A través de la Mary Kay Foundation y su iniciativa Pink Doing Green, contribuimos y colaboramos con organizaciones comprometidas con el esfuerzo de crear un planeta más limpio y ecológico. Por ejemplo, hace poco colaboramos con Arbor Day Foundation para plantar más de un millón de árboles en todo el mundo. Y no hemos hecho más que empezar.

Ya sea investigando y produciendo, o colaborando con importantes grupos ecologistas, nuestro compromiso es mejorar el futuro ambiental para los empleados, las consultoras de belleza independientes y nuestras comunidades.

¿No se han enterado aún? El rosa es el nuevo verde.